martes, 26 de enero de 2010

“AMOR SIN ESCALAS”, UNA PELICULA DE ESTOS TIEMPOS


Por: Henry Huamán M.


Con tan sólo 3 películas en su haber, Jason Reitman se ha hecho de un lugar entre los directores norteamericanos a seguirles la pista. Él también director de “Juno” dejó atrás cualquier sombra de su padre (Ivan Reitman, gran director) para poder forjarse un estilo y que en “Amor Sin Escalas” está perfectamente marcado.

El protagonista es George Clooney quien interpreta a Ryan Bingham el que en el papel parece tener uno de los peores trabajos: pasar más de la mitad del año fuera de su casa, volando a todas partes de Estados Unidos para decirles a diversos empleados de compañías trasnacionales que están despedidos y tendrán que recoger sus cosas. Pero para Bingham no podría ser mejor, él disfruta su trabajo y no hay nadie como él para hacerlo.

Son los antihéroes uno de los presentes dentro de las cintas de Reitman: tenemos a la chica rebelde embarazada “Juno” y al defensor de las tabacaleras “Gracias por fumar”. El personaje de Clooney no se detiene para despedir empleados, pero no por ello lo hace sin tacto. Está consciente que les está dando la peor noticia en mucho tiempo, sin embargo busca sacar lo mejor de ellos. Es aquí donde todos hablan de Clooney, el actor, quien para muchos ofreció el papel que tiene su nombre escrito en la figura de Oscar a Mejor actor, pero estamos ante Clooney interpretando el encanto de Clooney. Ha tenido papeles que le exigieron más tanto física como actoralmente, como “Syriana” o aquellos que buscaron una psicología más profunda “Michael Clayton” o “Buenas Noches, Buena Suerte”), aquí simplemente otorga una interpretación digna de mencionarse pero no es algo que no estuviéramos acostumbrados a verle.

El momento justo para estrenar “Amor Sin Escalas” es ahora. El mundo vive una de las peores crisis de su historia y la película es el retrato que Reitman ofrece sobre el cambio que muchas veces la vida nos exige, como si se tratase de un cambio en la sala de abordar. Todos en la cinta cumplen su función: Vera Farmiga como el interés amoroso y Anna Kendrick es la joven que está aprendiendo a ver el mundo con los ojos de Clooney.

Mientras “Juno” jugaba con esta sensación indie y relajada en el producto final, en “Amor Sin Escalas” Reitman lo hace bajo el manto del New Age disfrazado en el mundo capitalista y su choque ante la crisis económica. Conforme nos acercamos al desenlace del tercer acto, sabemos que Ryan Bingham no será el mismo, que sus deseos y metas habrán cambiado, pero que cada uno en este mundo depende de cada uno. Algo que ya hemos visto en diferentes películas, con distinto tratamiento, inclusive la propia “Gracias por fumar” con un antihéroe que es fiel a sí mismo dentro de su estilo sin caer en sentimentalismos como lo hace Ryan Bingham.


Finalmente “Amor Sin Escalas” es como las comidas de avión: a la vista se ve fresca, pero en realidad es sólo el disfraz. Una gran película que se estrenara este Jueves en nuestras salas, vaya a verla, creo que no se arrepentirán.






Reacciones:

1 criticas cinéfilas :

Day_G_G dijo...

me la apunto!! XD
buen comentario!!

Saludos